El Compliance nace en Estados Unidos en los años 80, después de varios escándalos financieros y de corrupción en grandes compañías. Su principal objetivo era evitar malas conductas empresariales, fomentando el cumplimiento de las leyes reguladoras. Actualmente, aunque la base se mantiene, el compliance ha evolucionado y diversificado su gestión, volviéndose indispensable tener un área de compliance en una empresa.

 

¿Qué es el compliance de una empresa?

La función del compliance en una empresa vela porque se desarrollen las actividades y negocios según la normativa vigente y los procedimientos internos establecidos. De este modo, busca asegurar que la empresa desarrolle su actividad con integridad.

La política de compliance de una empresa acostumbra cumplir con las siguientes funciones y tareas:

  • Revisar los cambios normativos y confirmar su cumplimiento.
  • Informar a la dirección sobre la posibilidad de riesgos o incumplimientos.
  • Identificar todas las regulaciones que afectan a la empresa, tanto a nivel nacional como internacional.
  • Prevenir los riesgos penales.
  • Generar códigos éticos propios.
  • Implementar los controles necesarios para identificar riesgos e incidencias.

El compliance de una empresa se puede materializar en un departamento específico, en empresas medianas y pequeñas, o en un solo responsable de compliance en compañías más pequeñas.

 

Beneficios de integrar en la empresa el compliance

Las ventajas de incorporar el compliance en una compañía son múltiples. A nivel internacional, hay varias guías que dan soporte para esta implementación y, además, certifican el trabajo, aportando una gran garantía y diferenciación entre empresas.

Los beneficios del compliance repercuten en la empresa, los clientes y en el mercado. Por ello, algunas de las ventajas más importantes son:

 

Ventajas del compliance en una empresa

  • Reducir la responsabilidad legal y penal de las empresas a nivel internacional.
  • Facilita la detección de malas conductas de directivos y empleados.
  • Controlar el riesgo del fraude interno.
  • Mejora de la reputación e imagen de la organización.
  • Ventaja competitiva en concursos con licitación pública y empresas internacionales.

 

Beneficios del compliance para los clientes

  • Ayuda a identificar a las organizaciones que desarrollan su actividad de forma legal y ética.
  • Aporta seguridad y confianza hacia la organización.
  • Permite trabajar con los proveedores con más tranquilidad, al no estar expuestos a riesgos que puedan comprometer la imagen de la marca.
  • Menores riesgos al operar en mercados extranjeros.

 

El compliance en el mercado

  • Se genera un mercado con compañías más comprometidas, éticas y transparentes.
  • Fomenta la igualdad y justicia social, tanto a nivel nacional como internacional.
  • Disminuye la incertidumbre en las transacciones comerciales.

 

Guía para la implantación del compliance en la empresa

Una vez se toma la decisión de incorporar el compliance en la compañía, la empresa se compromete a adoptar las mejores prácticas del buen gobierno. Para conseguirlo, hay que llevar a cabo las siguientes tareas:

  • Crear un área de compliance en la empresa, que planifique y ejecute las actividades de control, nombrando a un responsable.
  • Hacer un inventario de obligaciones a cumplir y una evaluación de sus riesgos si no se respetan.
  • Implementar medidas de acción y programas para la prevención de riesgos.
  • Marcar métodos para informar a la dirección sobre el incumplimiento de alguna legislación.
  • Diseñar, publicar e informar de un sistema de sanciones para quienes incumplan alguna ley o acuerdo interno.

Para un compliance eficaz, estas actividades deben ser revisadas de forma periódica, con el fin de actualizar cambios en la legislación, estructura de la organización y el contexto externo.

De este modo, podemos concluir que las etapas por las que pasa la implantación del compliance en una empresa son:

  1. Análisis del contexto y evaluación de riesgos.
  2. Diseño e implementación del programa de compliance.
  3. Auditoría y seguimiento.

En Galaica Consultoría desarrollamos Planes de Acción y Adecuación al Compliance a medida para cada empresa. A través de la evaluación de los riesgos penales de la empresa, planteamos soluciones, definiendo objetivos específicos, recomendaciones y la prioridad de ejecución.